La Palabra del Viernes 15 de Octubre de 2021

San ignacio de Loyola

San Igancio de Loyola, en su juventud un soldado fuerte y arrogante, con muchas mujeres y propenso a peleas en bares, pero que encontró la Verdad y se convirtió en el Defensor de La Fe.

Carta a los Romanos 4, 1-8

Hermanos: ¿Qué diremos de Abraham, padre de nuestra raza? Si Abraham hubiera obtenido la justificación por sus obras, tendría de qué estar orgulloso, pero no delante de Dios. En efecto, ¿qué dice la Escritura? Abraham le creyó a Dios y eso le valió la justificación.

Al que, gracias a su trabajo, tiene obras, no se le da su paga como un regalo, sino como algo que se le debe. En cambio al que no tiene obras, pero cree en aquel que justifica al pecador, su fe le vale la justificación.

En este sentido, también David proclama dichoso al hombre a quien Dios tiene por justo, independientemente de las obras: Dichosos aquellos cuyas maldades han sido perdonadas y cuyos pecados han sido sepultados. Dichoso el hombre a quien el Señor no le toma en cuenta su pecado.

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On