Rezando: ¿Para qué perder mi tiempo?

Orando

Monjes budistas orando, por Laughlin Elkind from Santa Cruz – Flickr.comimage description page, CC BY 2.0, Link

Rezar es uno de los ritos más comunes en todas las religiones, y es una manera especial en que nos ponemos en comunicación directa con Dios. Por muy cursi, o imposible que parezcan, las oraciones tienen verdaderos poderes de relajación, concentración y aumento de nuestra fe.

¿Has escuchado acerca del ohmmm? Es un sonido bajo que emiten los monjes budistas para ponerse en sincronía con el universo, lo cual nos es otra cosa mas que comunicarse con Dios, pero disfrazado.

Cuando estamos rezando, nosotros mismos emitimos un patrón de sonido constante, lo cual es comparable con el ohmmm de los monjes budistas. Los resultados son relajación y calma.

¡No es de sorprender que los sacerdotes recomienden la oración para cuando te sientes mal anímicamente! Psicólogos y médicos recomiendan alguna técnica de relajación para estas situaciones, y usualmente involucran controlar la respiración y… en ocasiones rezar.

En los 1960s y 1970s, algunas operaciones de neurocirujanos a cerebro abierto, pedian al paciente –el cual se encontraba despierto– que recitara lecciones o poemas para permitir al médico saber que todo estaba bien. El caso más famoso fue una operación de este tipo que se hizo a Rose Mary Kennedy, una de las hermanas de Presidente John F. Kennedy, a la cual le pidieron que estuviera rezando el Rosario para calmarse y para que los doctores pudieran llevar a cabo su trabajo.

Desafortunadamente, muchas veces estamos rezando sin saber exactamente qué es lo que estamos diciendo. A veces sólo estamos hablando y repitiendo palabras y lineas que nos enseñaron de pequeños en el catecismo, pero no ponemos atención a lo que estamos diciendo.

Es por esta razón que, a partir de esta semana, comenzaré una serie de artículos que nos van a enseñar algunas técnicas de rezo que estoy seguro te van a agradar. Son un poco fuera de los normal, y es posible que algunas personas se ofendan, pero el resultado es lo más importante. Saber qué es lo que estás diciendo y pidiendo a Dios.
El próximo artículo hablará de la oración universal: El Padre Nuestro.

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.