La pendejez de las leyes de Mississippi y North Carolina

Bandera de Mississippi. The Guardian/AP

Bandera de Mississippi. The Guardian/AP

La reciente firma de leyes de discriminación por los gobernadores de Mississippi y Carolina del Norte (y la que estuvo a punto de ser en Georgia), nos deja pensando en por qué están ocurriendo estos hechos tan tontos e insensibles en pleno Siglo XXI.
En resumen, estas leyes permitirán a los dueños de establecimientos negar el servicio a clientes cuando, al hacerlo, esté contra sus principios religiosos. Obviamente, la comunidad a la que están dirigidas estas leyes es la gay: no podrán ser atendidos en un restaurant si el dueño así lo decide, no podrán usar las capillas de bodas, etc.
Pero esto va mas allá. Si un dueño es miembro de esas muchas sectas racistas del KKK, también podrá decir que no atiende hispanos o afro-americanos ¡porque va contra su religión!
Cuando era pequeño, siempre pensaba que en el año 2000 iba a poder ver carros volando, y que los viajes espaciales serían cosa com[un. Pensaba que el pensamiento científico y la justicia iban por fin a ser los verdaderos pilares de la vida humana.
Pero, ahora me topo con la triste y desesperante realidad de que no hay carros volando porque se ha estrangulado a la industria de investigación; que ya cancelaron muchos de los proyectos de la NASA, por falta de presupuesto; y que la injusticia, la pendejez, y la testarudez siguen vigentes y, más peligrosamente, en partes del gobierno que nos deberían cuidar y ver por nuestra tranquilidad.
Después de analizar toda la información y los hechos, me doy cuenta de cuáles son las verdaderas razones: arrogancia e ignorancia.
Arrogancia porque esto se hace pensando en que esos estados piensan ser mejore que otros. Que sus valores son mejores que los de la mayoría del país. Que son mejores cristianos.
¿Y la ignorancia? Bueno, pues basta decir que Mississippi es el estado que más dinero federal recibe por falta de infraestructura; es la capital de la obesidad de los Estados Unidos, y el último lugar en desempeño académico en el país.
Hay una frase irónica que es “Gracias a Dios que está Mississippi!” que se dice cuando a un estado le va mal en los desempeños escolares: se sabe que Mississippi siempre será peor.
Lo malo es que todo esto nos afecta a todos. Este tipo de leyes nace de la ideología cristiana bautista de Sur, que por décadas lucha contra el avance de la ciencia y del pensamiento humano en general, reemplazándolo con su propia interpretación de la Biblia.
Desafortunadamente, eso nos pone a todos los cristianos bajo la misma luz, y luego otras religiones –y los agnósticos– tienen suficientes bases para atacarnos.
¡A mi no me metan con esa bola de locos!
¡Educación, educación, educación! ¡Esa es la clave!

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.