Reflexiones para la Cuaresma 2021 – Marzo 31

Iscariote

Judas recibiendo 30 monedas de plata.

El complot contra Jesús
Cuando acabó Jesús todas estas palabras, dijo a sus discípulos: «Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del hombre será entregado para ser crucificado.»
Entonces los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote, llamado Caifás, y se confabularon para prender con engaño a Jesús, y matarlo. 5 Pero decían: «No durante la fiesta, para que no se haga alboroto en el pueblo.»

Jesús es ungido en Betania
Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, se le acercó una mujer con un vaso de alabastro de perfume muy costoso, y lo derramó sobre la cabeza de él, que estaba sentado a la mesa. Al ver esto, los discípulos se enojaron y dijeron:
¿Para qué este desperdicio?, pues esto podía haberse vendido a buen precio y haberse dado a los pobres.
Al darse cuenta Jesús, les dijo:
¿Por qué molestáis a esta mujer? Lo que ha hecho conmigo es una buena obra, porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis, pues al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura. 13 De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.

Judas ofrece entregar a Jesús
Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes y les dijo: «¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré?»
Ellos le asignaron treinta piezas de plata. Desde entonces buscaba oportunidad para entregarlo.

La Cena del Señor
El primer día de la fiesta de los Panes sin levadura, se acercaron los discípulos a Jesús, diciéndole:
¿Dónde quieres que preparemos para que comas la Pascua?
Él dijo:
Id a la ciudad, a cierto hombre, y decidle: “El Maestro dice: ‘Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la Pascua con mis discípulos.’”
Los discípulos hicieron como Jesús les mandó y prepararon la Pascua.
Cuando cayó la noche se sentó a la mesa con los doce. Y mientras comían, dijo:
De cierto os digo que uno de vosotros me va a entregar.
Entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a preguntarle:
¿Soy yo, Señor?
Entonces él, respondiendo, dijo:
El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. A la verdad el Hijo del hombre va, tal como está escrito de él, pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.
Entonces, respondiendo Judas, el que lo iba a entregar, dijo:
¿Soy yo, Maestro?
Le dijo: Tú lo has dicho.

Mateo 26, 14-25

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On