Apocalipsis – Parte II

Capítulos

Orthodox-Apocalypse-Fresco

Juan, desolado en la Isla de Patmos, tiene un encuentro inesperado:

Me volví para ver quién me hablaba. Detrás de mí había siete candeleros de oro, y en medio de los candeleros vi como a un hijo de hombre vestido con una túnica que le llegaba hasta los pies, y un cinturón de oro a la altura del pecho“.

Muchos estudiosos dicen que Juan está en prescencia de un angel; sin embargo, el concenso general es que se trata de Jesús.

Siete candeleros de oro. El número 7, uno de los números perfectos, site se repetirá muchísimas veces en el Apocalipsis, pero en esta ocasión representa a 7 candeleros, igual que la menorah, una de las más importantes lámparas del pueblo judio, reafirmando la herencia de este pueblo para la naciente religión cristiana.

By ariely - The Temple Institute, Jewish Quarter, Jerusalem., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3078706

By ariely – The Temple Institute, Jewish Quarter, Jerusalem., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3078706

Luego viene una descripción un poco extraña de la persona que le está hablando:

Su cabeza y sus cabellos son blancos, como la lana blanca, como la nieve

El está hablando como la mayoría de la gente entenderá, en términos sencillos y humildes, especialmente hablando como los pastores.

Sus ojos parecen llamas de fuego” — Esto quiere decir que son penetrantes, a los que no se les escapa nada y de los que nada puede quedar oculto. Recuerda, Juan está mandando un mensaje al pueblo que se le está descarriando y hay que recordarles que nada está oculto para Dios.

Sus pies son como bronce pulido acrisolado en el horno, su voz resuena como un estruendo de grandes olas. En su mano derecha tiene siete estrellas.” — otra vez, el número siete– “de su boca sale una espada aguda, de doble filo” — esto indica que su mensaje no viene sencillo, sino que va a ser divisorio en ambos lados, tanto para los buenos como para los malos–  “y su cara brilla como el sol cuando está en su máximo esplendor“.

En este último punto, si pensamos que Juan está frente a un ser extraordinario, divino, debemos entender que se trata de alguien fuera de lo común. Y en todas las descripciones de este tipo de seres en todas las culturas y épocas –incluyendo hoy en día a los extraterrestres– tenemos que en común se usan los términos de resplandecencia, brillo, luz.

Al verlo cai como muerto a sus pies; pero me tocó con la mano derecha y me dijo: ‘No temas, soy yo, el Primero y el último, el que vive. Estuve muerto, pero ahora estoy vivo por los siglos de los siglos y tengo las llaves de la Muerte de su reino’.”

Ahora sí sabemos de quién se trata. De Jesús. Pero, ya no en la forma en que estamos acostumbrados a escuchar de El; sino en una manera que nos quiere decir que ya ha trascendido, ya no sigue siendo la figura humana que se presentó en los evangelios.

Jesús comenzará a explicarle qué quieren decir las siete estrellas y los siete candeleros. Aquí es donde empieza el mensaje.

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. Apocalipsis – La Misa Católica | Nos Rodea - […] Candeleros de siete velas en el altar de una iglesia católica, similares a las menorahs judías y los descritos…

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.