Apocalipsis – Parte V

Capítulos

Apocalipsis

By Viktor M. Vasnetsovhttp://lj.rossia.org/users/john_petrov/166993.html, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2649874

Ahora que El Cordero está frente a Dios y ha comenzado a romper los sellos del libro que sostiene su Padre, Juan comienza a prescenciar eventos sobrenaturales, pero que muchos coinciden se trata de eventos que ya pasaron a nuestra época. Ojo: Nadie tiene la razón completa, sólo podemos tomar conclusiones basados en las descripciones del apostol.

Los primeros cuatro sellos están relacionados con los famosos Caballos del Apocalipsis. Cada vez que el Cordero rompa uno de estos sellos, uno de los seres vivientes dirá “Ven” y uno de los caballos vendrá, se le dará su papel… y partirá al mundo.

  • Primer sello: Caballo Blanco, con un jinete que carga un arco y flechas y con una actitud completa de vencer y conquistar. Para muchos teólogos, se trata de la Palabra de Dios, que será lanzada a conquistar todos los reinos de la Tierra.
  • Segundo Sello: Caballo Rojo, con un jinete que carga una espada que quitará la paz sobre el mundo. Este par representa la Guerra.
  • Tercer Sello: Caballo Negro, con un jinete que carga una balanza. No, no se trata de la Justicia como muchos piensan. Al entrar a escena se escucha una voz que dice “Una media de trigo por una moneda de plata; tres medidas de cebada por una moneda también.” y luego hace una terrible premonición: “ya no gastes el aceite ni el vino”. Este caballo y su jinete representan lo perecedero y la avaricia, lo que tiene fecha límite de vida. La balanza, el comercio, nos dice que vendrán tiempos de hambre, falta de dinero y de oportunidades; habrá desolación y desesperación.
  • Cuarto sello: Caballo Verde, y lleva como jinete a la Muerte. No hay mucho que decir de ellos dos, sólo que el caballo es verdoso porque este color representa pudrición y enfermedad.

Hasta aquí lo que se refiere a los Cuatro Caballos del Apocalipsis. ¿Son terríficos? Claro que sí. ¿Son una sorpresa? No tanto. Si nos ponemos a pensar, estas cuatro calamidades han existido por siempre, incluso mucho antes que nuestro Señor Jesús. Han estado galopando por miles de años y Juan ha sido testigo de su liberación.

Pero sigamos con los sellos, nos faltan tres:

  • Quinto Sello: Debajo del altar aparecen las almas de todos aquellos que han muerto por causa de la Palabra de Dios. Todos ellos gritan preguntando que hasta cuándo serán vengados por su muerte. Claman por castigo a los habitantes de la Tierra. Un anciano les dice que esperen un poco más hasta que lleguen los mártires faltantes.
  • Sexto sello: Al romperse, se sintió un gigantesco terremoto que hizo temblar a toda la Tierra. Los ricos y poderosos pedian que la piedras los cubrieran para que Dios no los viera y los dejara en paz, y no les cobrara por sus obras malas.

Ahora viene un intermedio. Se prepara el escenario para comenzar el castigo de los habitantes de la Tierra. Los cuatro ángeles de la destrucción están listos para comenzar su trabajo; pero antes, se necesita marcar a lo servidores fieles a Dios para que ellos no sufran daños. 144,000 serán salvados, 12 mil de cada una de las doce tribus originales de Israel.

Cabe mencionar que es precisa la observación de que son de las 12 tribus originales. ¿Se trata acaso de Judios que decidieron aceptar a Jesús como su verdadero Mesias? Este es el consenso.

Mucha gente tiene miedo de pensar: entre los millones y millones de personas que hay en el mundo, y sólo se salvarán 144,000… ¿qué probabilidades tengo yo o mi familia? ¡Calma! Esta es la terrible idea que sectas como los Testigos de Jehová  han tratado de meter a sus seguidores diciendo que sólo ellos serán parte de ese grupo.

¡Como si ellos tuvieran las llaves y autoridad para hacerlo!

Afortunadamente, Juan confirma que también se suma una gran multitud de gente fuera de Israel al grupo de los que serán salvados. ¡Claro que hay Esperanza!

Destrucción

Después de que el número total de mártires es alcanzado y que han sido marcados los fieles a Dios, comienza la destrucción.

  • Séptimo Sello: Al ser roto por El Cordero, se presentan Siete Ángeles, con una trompeta cada uno. Al irlas sonando se presentará una catástrofe en nuestra Tierra.

Este es el verdadero tiempo para meditar.

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.