Lecturas del Domingo: Agosto 14, 2016 – Intercesores

Ebed melek, oficial de palacio de Sedecías

Ebed Mélek tratando de sacar a Jeremías del pozo.

Nuestros hermanos separados –los protestantes– tienen la idea equivocada de que nunca debemos pedir ayuda a terceros por nuestras necesidades. La primera lectura de hoy nos demuestra lo contrario.

Primero tenemos cómo un grupo de jefes que mantenían prisionero al profeta Jeremías le dijeron al rey Sedecías que debían matarlo, pues “es evidente que no busca el bienestar del pueblo, sino su perdición“.

Jeremías se la había pasado regañando al pueblo por su falta de fé, por sus excesos, y por su adoración a falsos ídolos. Y les decía que por todos esos pecados el pueblo de Judá iba a caer en manos de los babilonios.

Sedecías, el rey, les dijo: “lo tienen en sus manos y el rey no puede nada contra ustedes“. Este comentario resuena hasta el día de hoy, recordándonos como tienen atadas las manos aquellos por los que nosotros, el pueblo, ponemos en puestos de gobierno. ¡Ah, el poder siempre detrás del trono!

Pero regresemos al relato bíblico. Ebed-Mélek, el etiope, oficial del palacio, fue a ver al rey le dijo “Señor, está mal hecho los que estos hombres hicieron con Jeremías, arrojándolo al pozo, donde va a morir de hambre”.

El rey escuchó la interseción de Ebed por Jeremías y le dijo: “Toma treinta hombres contigo y saca del pozo a Jeremías, antes de que muera“.

 

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.