Lecturas del Domingo: Marzo 21, 2021 – El grano de trigo

La crucifixión

“La Crucifixión”, por Simon Vouet – Simon Vouet, Public Domain, Link

El Evangelio de San Juan del día de hoy contiene varios mensajes proféticos y detalla un episodio sobrenatural del que fueron testigos los apóstoles Andrés y Felipe:

Entre los que habían llegado a Jerusalén para adorar a Dios en la fiesta de Pascua, había unos griegos, los cuales se acercaron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le pidieron: “Señor, quisiéramos ver a Jesús”.
Felipe fue a decírselo a Andrés; Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús y él les respondió: “Ha llegado la hora de que El Hijo del Hombre sea glorificado. Yo les aseguro que si el grano de trigo, sembrado en la tierra, no muere, queda infecundo; pero si muere, producirá mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde; el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se asegura para la vida eterna.
El que quiera servirme, que me siga, para que donde yo esté, también esté mi servidor. El que me sirve será honrado por mi Padre.
Ahora que tengo miedo, ¿le voy a decir a mi Padre: ‘Padre, líbrame de esta hora’? No, pues precisamente para esta hora he venido. Padre, dale gloria a tu nombre”. Se oyó entonces una voz que decía: “Lo he glorificado y volveré a glorificarlo”.
De entre los que estaba ahí presentes y oyeron aquella voz, unos decían que había sido un trueno; otros, que le había hablado un ángel. Pero Jesús les dijo: “Esa voz no ha venido por mí, sino por ustedes. Está llegando el juicio de este mundo; ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo. Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí”.
Dijo esto indicando de qué manera habría de morir.

Jesús les dice alegóricamente a sus discípulos que está a punto de morir en la cruz. Sus parábolas, confusas para ellos, no tienen sentido aún, pero en tan sólo unos días se volverán claras.

La Voz de Dios que nos recuerda que Jesús ha glorificado a Dios, y que lo volverá a hacer, es escuchada como trueno para algunos y suave y bella para otros. La segunda glorificación pondrá a Jesús encima de cualquier persona sobre la Tierra, en ese tiempo y para siempre.

Y es que, a segunda glorificación será cuando Jesús sea “levantado de la tierra“, es decir cuando los soldados romanos levanten la cruz donde lo crucificaron, en la cima del monte Calvario. Desde ese momento, la imagen de la cruz será nuestro recordatorio de la muerte y resurrección de Jesús por todos nosotros.

Y para siempre.

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On