Lecturas del Domingo: Agosto 4, 2019 – La avaricia

Parábola del rico insensato

“Parábola del rico insensato” por Rembrandt – www.uni-leipzig.de : Home : Info : Pic, Public Domain, Link

Jesús no vino a ser juez, y mucho menos a ser un oficial que decida qué le corresponde a cada quién en cuestiones materiales. Hoy es el décimo octavo domingo del tiempo ordinario, y en este día escuchamos en el evangelio de san Lucas que cuando Jesús se hallaba en medio de una multitud, un hombre se le acercó y le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia“.

Jesús le respondió:

“Amigo, ¿Quién me ha puesto como juez en la distribución de herencias?”

A veces, ¿No nos pasa lo mismo, especialmente cuando le pedimos a Dios en nuestras oraciones por cosas de dinero que no nos corresponden? Pensemos en herencias, loterías, propiedades, etc.

Sigue la narración con Jesús dirigiéndose a la multitud:

“Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea.
“Después propuso esta parábola: Un hombre rico obtuvo una gran cosecha y se puso a pensar: ‘¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date la buena vida’. Pero Dios le dijo: ‘¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?’
“Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios”.

No cabe duda de que esta narración no está hecha para ese tiempo solamente; se acopla a todas las eras y épocas de la historia humana, incluyéndonos. La avaricia ha sido un gran problema por siglos y siglos, y parece que no hemos entendido el verdadero mensaje de Dios como raza humana.

Nuestra riqueza no esta en los bienes materiales, sino en las buenas obras a los demás, empezando por nuestras oraciones y nuestra relación con Dios. Sólo así lograremos la verdadera riqueza que nunca se acabará.

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.