Lecturas del Domingo: Mayo 22, 2016 – Santísima Trinidad

San Agustín y el niño en la paya

San Agustín y el niño en la paya

Cuenta la leyenda que San Agustín –uno de los principales doctores del a Fé cristiana– estaba caminando un día por una playa, pensando en el misterio de la Santísima Trinidad: cómo es posible que 3 personas sean una sola al mismo tiempo.
Pues bien, San Agustín estaba caminando en la paya cuando vio a un niño que había hecho un hoyo en la arena y corría al mar con una concha. Llenaba la concha con agua y luego regresaba al hoyo para hecharla. Hacía esto constantemente.
Se acerco el Santo y le preguntó qué estaba haciendo, a lo que el pequeño respondió: ”Estoy tratando de poner todo el mar en este hoyo en la arena”. Agustín respondió: “pero eso es imposible, pequeño, ¡el mar no puede caber en ese hoyo!”
El niñito lo vio a los ojos y le dijo “no es mas imposible de lo que estás tratando de hacer tú, comprender el misterio de la Trinidad con tu propia inteligencia”.
Al oír la respuesta, San Agustín se sorprendió, y por un momento volvió la vista al mar. Cuando trató de hablar con el niño, éste ya no estaba ahí. Se había esfumado en el aire.

Este día celebramos el misterio de la Santísima Trinidad, el concepto de que El Padre, El Hijo, y el Espíritu Santo son tres personas diferentes, pero una misma al mismo tiempo. Aunque en la actualidad estamos acostumbrados a no sorprendernos por paradigmas como éste por que constantemente vemos casos similares en las series de ciencia ficción, la realidad es que es muy confortable saber que, cada vez que nos persginamos, hacemos una invocación a la Trinidad para pedir su protección y mantener el contacto con nuestro Dios y con nuestro Señor Jesucristo, cubiertos con la Sabiduría y Conciencia del Espíritu Santo.

¡Amén!

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lecturas del Domingo: Junio 11, 2017 – Santísima Trinidad | Nos Rodea - […] San Agustín tiene un relato bien interesante con respecto a este misterio. […]

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.