Lecturas del Domingo: Diciembre 18, 2016 – Cansando primero al prójimo y luego a Dios

No tentarás al Señor

No tentarás al Señor

¿Cuántas veces nos enfrentamos al dilema de hacer el bien, pero con condiciones?

  • Te presto el carro, pero dame un dinero.
  • Amigos con derechos.
  • ¡Claro que nos casamos! Pero primero, dame aquellito.

Isaías, en la primera lectura, nos dice que no debemos tentar al Señor, y eso parece obvio hasta que nos ponemos a pensar:

  • ¡Ay, Diosito, ayúdame en mi problema y te mando hacer un novenario!
  • Señor, me voy de rodillas caminando hasta tu santuario, pero ayúdame en mi trabajo.
  • Si me saco la lotería, le daré una parte a los pobres.

Efectivamente, todas esas –y muchas otras– son formas de tentar a Dios. Dice Isaías:

“Oye pues, casa de David: ¿No satisfechos con cansar a los hombres, quieren cansar también a mi Dios?”

Es mucho lo que tenemos que aprender, pero como siempre, empezamos con lo básico. Lo que parece tan obvio hoy en día ya había sido discutido miles de años atrás. Pero la maldad vuelve y vuelve. ¡Y luego dicen que las enseñanzas de la Iglesía sólo son boberías!

Pero la historia no termina ahí. Isaías predice:

“Pues bien, el Señor mismo les dará por eso una señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz a un hijo y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros”.

En nuestro próximo comentario habláremos de cómo esta profecía se presenta cuando María, desposada con José, recibe la visita del ángel del Señor.

 

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.