Lecturas del Domingo: Marzo 4, 2018 – Los Mandamientos de la Ley de Dios

Moisés bajando del monte Sina[i

Moisés bajando del monte con los mandamientos, por Rembrandt – The Yorck Project: 10.000 Meisterwerke der Malerei. DVD-ROM, 2002. ISBN 3936122202. Distributed by DIRECTMEDIA Publishing GmbH., Public Domain, Link

Hoy es el cuarto domingo de cuaresma, prácticamente es la mitad de la misma. ¡Cómo pasa el tiempo rápido!

Las lecturas de hoy tienen una relación muy especial, pues nos hablan de cómo hasta las personas más buenas se pueden corromper fácilmente. Primero, el libro del Éxodo nos relata que cuando Moisés subió al monte Sinaí para hablar con Dios estuvo ahí por cuarenta días y cuarenta noches (interesante el numerito) le fue dada La Ley, o sea los artículos con los cuales se regiría el pueblo de Israel, que acababa de ser liberado de la opresión de los egipcios.

Luego, el Evangelio nos dice que la gente que estaba en el Templo fueron desalojados por Jesús de manera violenta, a golpes y latigazos. Hablaremos de esto en otra ocasión. Hoy nos concentraremos en los Diez Mandamientos.

Interesante saber que los primeros tres artículos de la Ley están escritos para la relación con Dios, y los restantes siete para la relación entre todos nosotros. ¿Porqué de esta manera?, ¿No debería ser al revés, más leyes para amar a Dios y menos para entre nosotros? Desafortunadamente, no.

Seguir al pie de la letra los 10 mandamientos es verdaderamente difícil, pues involucra renunciarse a uno mismo. Sin embargo, no seguirlos, nos llevaría por completo al caos. Dios quiere para Él nuestro amor, que nos amemos los unos a los otros y que respetemos un día a la semana para santificar su nombre. ¿Es mucho pedir todo esto?

El pueblo de Israel era de cabeza muy dura, pero la situación actual no es del todo diferente. Seguimos haciendo ídolos de muchas cosas, especialmente el dinero y los placeres. Creo que no es necesario ni hablar del amor al prójimo, con tantas guerras y muerte. Y en cuanto a santificar el domingo o Sabbath, recordemos cómo mucha gente se olvida de que éste debe ser un día de descanso dedicado a Dios. No es un día para seguir buscando dinero, trabajando extra, o seguir metido en la pantalla haciendo las cosas para ganar más y más.

El domingo es día para asistir a misa y pasarlo con la familia, creciendo espiritualmente y hasta en conocimiento y mente.

Honra a tu padre y tu madre. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás falso testimonio. Y no codiciarás nada de tu prójimo.

Cuando Moisés bajo del pueblo con las tablas de la Ley, lo que encontró fue que el pueblo había hecho un becerro de oro y lo estaban adorando, quebrando inmediatamente la primera ley. La furia de Moisés fue tan grande que muchos de los fiesteros fueron matados por los asistentes de Moisés, quien volvió a subir al monte por otros cuarenta días con sus cuarenta noches…. Pero esta vez, para pedir perdón a Dios por las faltas del pueblo.

 

Author: Oscar Editor

Oscar es el editor de NosRodea.com

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.